Artículos

En sintonía con las necesidades de cada niño

Explore las formas particulares de pensar, sentir, comportarse de cada niño y cómo puede usted adentrarse en el mundo de los niños.

Los niños y las personas mayores responden a situaciones y desafíos de manera diferente. Ser conscientes de la singularidad de cada niño ayuda en gran medida a comprender cómo se comportan y qué podrían necesitar. Cuando conozca las necesidades particulares de su niño, guíelo para que él se comprenda más profundamente a sí mismo y ayúdelo a manejar mejor sus sentimientos y sus momentos difíciles. 

Por ejemplo, algunos niños 

  • son tímidos cuando conocen a otras personas; 
  • se sienten más malhumorados que otros cuando hay cambios en el horario de dormir; 
  • necesitan más actividad física en ciertos momentos del día; 
  • luchan por completar sus planes cuando enfrentan frustración o decepción; 
  • tienen sentimientos muy intensos, tal vez necesitan un poco más de tiempo para recuperarse después de tener grandes sentimientos. 

Cada niño tiene sus propios dones, perspectivas y particularidades. Al ayudar a los niños a comprenderse a sí mismos a través de su apoyo amoroso, ellos pueden sentirse mejor preparados para enfrentar los desafíos de la vida. 

Observen y analicen juntos las diferentes circunstancias. 

  • Qué tan activos son: algunos niños son más activos físicamente, “nunca están quietos” y agitados. Otros pasan más tiempo en silencio, quietos o moviéndose a un ritmo más lento. 
  • Cómo responden a la rutina: algunos niños progresan con las rutinas y los horarios establecidos, otros no los necesitan tanto. 
  • Cómo responden a situaciones nuevas: algunos niños se adaptan rápidamente a nuevas personas y situaciones, otros necesitan más tiempo y ayuda. 
  • Cómo expresan los sentimientos: algunos niños expresan sus sentimientos de forma más intensa o abierta, otros lo hacen de forma más sutil. 
  • Cómo perciben el mundo que los rodea: los niños perciben el ruido, la temperatura, la luz, las texturas y los ambientes (físicos y emocionales) de manera diferente. 
  • Cómo enfocan su atención: algunos niños pueden concentrarse más fácilmente que otros incluso con mucho ruido y mucha actividad a su alrededor. 
  • Cómo perseveran: algunos niños persisten en hacer algo hasta que lo terminan. Otros avanzan más rápidamente cuando surgen desafíos. 

Ayudar a los niños a notar cómo responden en diferentes situaciones profundiza su autoconciencia. A medida que se enfrentan a nuevas situaciones desafiantes, este importante conocimiento de sí mismos y de las estrategias que les funcionan es crucial. Para ayudar el autodescubrimiento de los niños, usted podría decirles, 

  • Sé que a veces te sientes tímido cuando conoces gente nueva. Cuando lleguemos a la fiesta, me dices si quieres que tú y yo juguemos juntos un rato o si quieres mi ayuda para unirte a algún juego. Veamos cómo te sientes después de que lleguemos a la fiesta. 
  • Algunas veces los sentimientos pueden muy fuertes. Todos tenemos esos sentimientos fuertes. ¿Quieres hablarlo conmigo? 
  • Sé que ahora quieres estar contigo mismo y que tu hermana quiere ir al parque. Pensemos en que podemos hacer para que tengan el espacio que cada uno necesita. ¿Podríamos llevar libros para que tú y yo leamos mientras ella juega? 
Recursos relacionados